¿Te gusta “pedalear” la bicicleta?

Foto: Cortesía Segundamano.mx

CIUDAD DE MÉXICO, junio 2018 (Radeeal).- ¡Fallaste!, no nos referimos al “pedaleo de bicicleta” que pensaste; es muy doloroso cuando alguien le tira el “can” a tu chavo o a tu nena, pero en esta ocasión nos referimos a pedalear este medio de transporte que se convierte en una opción de movilidad para las grandes urbes como la Ciudad de México.

De acuerdo con el portal de Segundamano.mx (https://www.segundamano.mx/), transitar en grandes ciudades resulta un desafío, algo que si vives en capitales como la Cdmx te suena familiar.

En estas circunstancias, una bici es más rápida, flexible y accesible que un vehículo automotor, por lo que al subirte podrás ahorrar tiempo, dinero y reducir el estrés, además de contribuir con el medio ambiente.

El portal indica que para gozar de los beneficios de este medio de transporte no es necesario adquirir una “bici” nueva, por lo que en su plataforma puedes buscar opciones que sean viables a tu bolsillo y necesidades.

Para tomar en cuenta:

Según el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, los conductores de vehículos no motorizados deben respetar las indicaciones del personal de vialidad y las siguientes reglas:

  • Circular preferentemente donde existan vías exclusivas. En caso de no poder realizarlo tendrás derecho a ocupar un carril completo.
  • Indicar la dirección de tu giro o cambio de carril usando señales con el brazo y mano.
  • Circular en el sentido de la vía.
  • Llevar a bordo solo el número de personas para las que existe asiento disponible.
  • Rebasar solo por el carril izquierdo.
  • Usar luces o bandas reflejantes al circular por la noche.
  • Compartir de manera responsable con los vehículos y el transporte público la circulación en carriles de la extrema derecha.

Queda prohibido:

  • Circular por los carriles centrales o interiores de las vías de acceso controlado y en donde así lo indique el señalamiento.
  • Circular entre carriles, salvo cuando el tránsito esté detenido y puedas colocarte en lugar visible para reiniciar la marcha.
  • Circular por los carriles exclusivos para el transporte público de pasajeros.
  • Transportar carga que te impida mantener ambas manos sobre el manubrio.
  • Sujetarte de otros vehículos en movimiento.
  • Circular sobre las banquetas y áreas de peatones.

Los ciclistas que no cumplan estas normas generales de circulación podrán ser “amonestados” verbalmente por los agentes de tránsito. Así que ya sabes, es mejor pedalear tu propia “bici” a que caigas en el dicho de que “Alguien te pedalea tu bicicleta”.