Saltear al contenido principal

Reconfigurar responsabilidades, nueva tarea para el sistema educativo, coinciden

Por Andrea Alavez

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 2021 (Radeeal).- Experiencias, visiones y retos ante el nuevo panorama que dejó el entorno de pandemia, fueron parte del Conversatorio Educativo auspiciado por Radeeal, plataforma de comunicación, el pasado 28 de abril, en donde se hizo énfasis en la importancia de reconfigurar la participación de alumnos, padres de familia y profesores para orientar de mejor forma las actuales condiciones sociales.

En el ejercicio de interacción estuvieron el Colegio Mi Nación encabezado por Rocío Cabañas Almazan, directora general; Mayra Márquez, directora académica del Colegio José de la Luz Mena; Mariana Serrano López, directora académica de la Escuela Picasso, y la maestra Laura Cecilia Herrera González, directora de la primaria Escuela Mexicana del Valle.

Para el Colegio Mi Nación, fue un gran reto sobre todo al principio de la pandemia, pues estaban esperanzados en volver a presencial a la brevedad, pero no fue así, por lo que muchos papás decían que preferían esperar a regresar a las aulas; la dinámica fue diferente porque antes los niños iban a la escuela y ahora los profesores tienen que entrar a la intimidad de las familias.

Según menciona Rocío Cabañas, el voto de confianza fue hacia los niños y a hacerlos más responsables, por lo que hubo capacitaciones, las cuales dieron como resultado que los pequeños desde kínder II hasta sexto de primaria hoy suban solos sus tareas a las plataformas.

El problema inicial, consideró, era que los papás no entendían que en los salones había movimiento, los niños no estaban quietos, se reían, se paraban a sacar punta y ellos no estaban acostumbrados a ver y a vivir eso. De lo que se trata es de desvincular al papá desde otra perspectiva, la cual va muy relacionada con la parte emocional.

Por su parte, Mayra Márquez comentó que ha sido una etapa de mucho aprendizaje que ha permitido desarrollar la resiliencia y enfrentar miedos que como docentes se tenían, como dejar de lado un poco la escuela tradicional y volcarse a implementar la tecnología.

La educación a distancia implicó dar recursos tecnológicos, capacitaciones, formar un equipo de trabajo donde estaban todos, contribuir a que no fuera solo una clase sino una red de apoyo.

En el Colegio José de la Luz Mena se enfocan a la parte humanista, en el desarrollo humano, a desarrollar habilidades en todas las áreas. “El objetivo común es ayudar a los niños, hacerlos mejores seres humanos, tomar en cuenta la parte pedagógica y emocional: una formación humana”, subrayó.

Consideró que es muy importante el desarrollo de la persona, así que implementan estrategias como una hora semanal con la psicóloga y trabajan habilidades socioemocionales, además de mantener la comunicación y buscar las mejores formas de convivir en armonía, de ser escuchados, si todos están bien, se facilita el trabajo de todos.

La directora académica compartió con el auditorio que a pesar de la dificultad han tratado de mantener el vínculo pedagógico, acompañar a los niños, a los padres de familia y a la plantilla docente, a la vez que implementa herramientas para hacerse conscientes de que los aprendizajes esperados se puede hacer llegar de diferentes maneras.

Para Mariana Serrano, la idea general ya sea a distancia o presencial es trabajar en equipo, el objetivo es acompañar y facilitar, no presionar, de darle herramientas a los papás para que entiendan que también en casa pueden generar habilidades.

Recalcó la importancia de que un niño asista a la escuela, de socializar, de que haga amigos de su edad. “En Escuela Picasso la filosofía parte de darle importancia a la parte emocional y académica, para garantizar eso cuentan con grupos chiquitos  que son de 16 niños, podemos intervenir en cualquier situación ya sea individual o grupal, trabajamos en autonomía, autocuidado y responsabilidad y por supuesto trabajar desde el pensamiento crítico”.

De acuerdo con Laura Herrera, hay una dificultad en cuanto a la inversión de roles, los padres de familia no se sentían preparados, se trataba de romper paradigmas y hubo una incursión en sus casas, en sus horarios, en sus vidas. En la escuela acompañan tanto a alumnos y maestros a que exploren diversas habilidades digitales y tecnológicas para que les ayuden a integrarse al mundo de lo virtual.

La estrategia para Mexicana del Valle ha sido la corresponsabilidad, una alianza entre padres, escuela y alumnos partiendo desde el respeto. Los papás están en algunas actividades, en eventos o proyectos donde también se involucran y les permite conocer el avance de sus hijos, ellos construyen sus propios aprendizajes pero son supervisados por algún papá. “Antes nosotros éramos sus ojos en la escuela, ahora ellos se convirtieron en nuestros ojos”.

Dicho en palabras de Laura, como escuelas particulares tienen ciertos diferenciadores que les permite atender la diversidad y les da confianza, tranquilidad de que los intereses empatan en una visión y misión que es formar a una persona humana, comprometida, con mentalidad internacional.

En la institución también desarrollan proyectos multidisciplinarios y una cultura de emprendimiento donde se maneje la sustentabilidad y responsabilidad social, acompañan en todo momento y los docentes están volcados a las necesidades de los alumnos muchas veces ellos con situaciones personales complicadas, por lo que es necesario reconocer a los maestros.

 

Volver arriba