Saltear al contenido principal

Marc Anthony: Envuelto en la Bandera y rendido ante sus fans

Por Edgar Eslava

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 2018 (Radeeal).- Casi llegan las 21:00 horas, el público comienza a tomar sus butacas, el equipo técnico hace sus últimas pruebas, las fans gritan, los vendedores ofrecen, el Coloso de Cobre sonríe, y por fin salta el ídolo de los asistentes: Marc Anthony destaca que la espera “Valió la Pena”.

Con atuendo sencillo, sonrisa permanente y pausas entre cada melodía, el estruendo de los éxitos de puertorriqueño cimbró al Palacio de los Deportes para continuar con una fecha más de su tour Legacy, que en el momento clímax de la velada que se prolongó por casi dos horas hizo encender las lámparas de miles de celulares que se sumaron al concierto.

Con una producción sencilla, pero envolvente, un grupo de músicos conectados con cada melodía y un público que casi llenó la segunda escala en la CDMX del intérprete, uno a uno fueron haciéndose presentes en el escenario los éxitos que fueron conectando a los fans desbordados.

Una joven llora, una pareja baila, un grupo de amigos acompaña con una cerveza el magno momento, algunos degustan distintos alimentos, miles mueven los pies en sus lugares, otros desafían el espacio y comparten algunos pasos, cada uno a su estilo disfruta del concierto, en una noche que en general fue de convivencia, sonrisas, abrazos, alegría pura que dejó la participación del boricua.

Las luces se apagan, el silencio se hace dueño por un par de minutos de los pasillos del Coloso de Cobre, algunos comentan, pero poco a poco se suman al clamor de “Otra, otra”, y cuando la desilusión comienza a invadir el escenario, de nuevo Marc Anthony se encarga de cerrar con broche de oro esta cita con sus fans.

Una Bandera de México que fue lanzada desde las gradas, un agradecimiento al país que lo está haciendo sentir “como en casa”, y después el boricua se pone de rodillas, besa el escenario y comienza a dar el ejemplo con “Vivir mi vida”…El Coloso explota de nuevo.

 

Volver arriba