Saltear al contenido principal

Historia, romance y naturaleza a través de los pasillos de la Hacienda 1800

Por Edgar Eslava
CIUDAD DE MÉXICO, marzo 2018 (Radeeal).-

 

Parece ser el sitio ideal para la luna de miel, se apetece también pensar más a futuro y ver correr a los niños en medio de estos muros que combinan historia y lujo en cada uno de sus detalles. La piscina central termina por convencernos de que ahí debe ser el inicio de una historia familiar.
Habíamos escuchado hablar del Hotel Hacienda 1800…Al ingresar sólo lo comprobamos con creces esas recomendaciones que nos incitaban a reservar en este sitio enmarcado por el Pueblo Mágico de Cuatro Ciénegas, es la bienvenida que nos da el estado de Coahuila.

Los anfitriones nos llevan a recorrer estos amplios pasillos en donde se observa cómo la modernidad combina de manera perfecta con los detalles que desprenden aroma a pasado. La espectacular casa con 36 habitaciones de lujo rodean a la piscina central, el clima cálido que acompaña este recorrido es la principal invitación a sumergirnos en esas aguas cristalinas.

“Es un lugar para escribir el futuro en el pasado. Esta hermosa hacienda data justamente del año 1800 cuando se fundó oficialmente Cuatro Ciénegas y fue construida por los hacendados españoles que llegaron al estado para favorecer el crecimiento económico y pasó luego a manos del Estado rescatada posteriormente por familias de particulares”, refieren los anfitriones mientras sonríen y nos van convenciendo más de reservar y recomendar este sitio lleno de magia.

Los habitantes de la región “presumen” con emoción este sitio que es su orgullo: “Diferentes historias de amor se dieron en este lugar, al estar ubicado en un sitio tan privilegiado y rodeado de manantiales y montañas espectaculares. Varias de esas historias románticas fueron protagonizadas por uno de los grandes personajes de la Revolución Mexicana, don Venustiano Carranza, originario de este pueblo y quien tuvo dos esposas y engendró siete hijos”.

Los anfitriones nos siguen seduciendo y nos abren la puerta de una magnífica suite privada exclusiva para seis personas con alberca privada…Han pasado varias horas de visita, el apetito comienza a hacer estragos, pero en unos minutos más comenzamos a olvidarlo, pues la oferta culinaria es deliciosa y tras un reposo considerable nos dejamos llevar hacia la piscina cerrada solo para adultos que es adyacente al bar del hotel…Es hora de beber alguna de las propuestas.

Preguntamos a los anfitriones qué actividades pueden ser el complemento perfecto para este sitio que nos abraza para sentirnos en la felicidad. Hasta el hotel nos llegan propuestas para conocer los alrededores, realizar excursiones en los parques ecológicos de la zona, practicar Kayac, bicicleta, ver el espléndido cielo estrellado y nadar en sus pozas multicolores. Ey, sí, por qué no ver huellas petrificadas de Dinosaurios.

Con tantas actividades, es necesario ampliar el tiempo de reservación. No hay necesidad de buscar más, el Hotel Hacienda 1800 nos aguardará con los brazos abiertos varios días más, y, podemos adelantar, que pronto estaremos de regreso. Sí, este sitio es ideal para la luna de miel…

Volver arriba