Saltear al contenido principal

HERMANDAD, SOLIDARIDAD Y AMOR EN EL ROCK FEST MX

Hermandad, solidaridad y amor en el Rock Fest Mx, así se vivió el pasado sábado 30 de septiembre, logrando juntar a 25 mil personas en el Foro Pegaso en Toluca.

Antes del medio día, el público comenzaba a hacer filas para poder ingresar al Rock Fest Mx, sin embargo, había algo diferente, cada uno llevaba un muestra de amor, solidaridad y la firme convicción de que en el país somos muchos más los mexicanos que buscamos la hermandad; con víveres entre sus manos fue como poco a poco ingresaron, juntando al final del día 7 toneladas que serán enviados a los damnificados de los recientes sismos.

Un día nublado y con amenaza constante de lluvia la cual no evito que en los dos escenarios nombrados “Peace” y “Love” los asistentes corearan y bailaran en cada una de las presentaciones que estaban por venir.

En punto de las 12:30 los primeros riffs daban la bienvenida al voto colectivo por la paz, los chilenos Weichafe fueron los encargados de abrir esta jornada que con su hard rock comenzó a encender el ánimo y la fiesta entre los espectadores.

Conforme avanzaban los minutos, las presentaciones en el Rock Fest Mx, iban musicalizando la hermandad que nos tenía reunidos esa tarde; Aitanire, Serbia, Costera, Niña y The Warning, este último grupo conformado por tres chicas provenientes de Monterrey emocionaron a más de uno con la energía y vibra de su heavy metal.

La tarde continuaba, el público recorría el foro de un lado a otro para poder observar más cerca a grupos como Technicolor Fabrics y Little Jesus; entrarle al slam con Los Victorios; y corear cada una de las canciones de Siddhartha y Reyno.

La poca luz que dejaban escapar las nubes se iba a apagando mientras Porter subía al escenario después del gran bale que se armó con Jonaz. Colombia se hizo presente con Aterciopelados, los lazos latinoamericanos se hicieron presentes.

La jornada esta por acabarse, grupos como Los amigos invisibles, DLD y La Cuca daban señales del cierre del día. Finalmente la gran ofrenda de paz y baile estaba por terminar con La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio.

Una tarde que nos demuestra que nuestro país está lleno de virtudes y que por supuesto servirá como un gran testimonio para para generaciones actuales y futuras, el voto colectivo por la paz es posible y más si se da todos unido como hermanos.

Te dejamos la nueva producción de Rubén Pozo

Conoce todo sobre el sexto festival del vino

Volver arriba