La Llorona: turismo cultural y ecológico.

Por Pablo Nog.

Radeeal estuvo presente la noche de este viernes 13, nada más y nada menos que, en el espectáculo de La Llorona, en el lago de Xochimilco. 
 
Partiendo del embarcadero de Cuemanco, ubicada sobre una chinampa en un cruce de canales, esta obra teatral nos promete una perspectiva especial de la tradicional leyenda.

La Llorona de Cuemanco

Situada en los tiempos de la conquista y enmarcada por el choque de dos culturas, retrata la relación entre México y sus herencias prehispánicas.

Se trata de una mezcla de tradición, música, espectáculo y nuevas tecnologías, pues da inicio con una introducción animada gracias a la técnica de video mapping.

La Llorona de Cuemanco

Sumado a lo anterior, la magnífica iluminación y música en vivo, además del escenario montado sobre una chinampa, la luz de la luna, el viento y la pasión que demuestran sus actores, se vuelve un entorno único en su tipo y da como resultado una experiencia como pocas.  

A bordo de una trajinera es como se disfruta la totalidad del show, con una duración poco mayor a 60 minutos. Esto no impide echar un vistazo de cerca a la protagonista y su mítica escena, en donde La Llorona deambula por la superficie del lago, momento en el que se crea un silencio absoluto a excepción, claro, del icónico quejido.

Cabe mencionar que en cualquier momento puedes esperar un susto pequeño o quizá no tanto. 

La Llorona se destaca fácilmente como un espectáculo lleno de luz, color y tradición que se puede disfrutar en compañía de toda la familia, con un café en mano para el frío y, tal vez, algo de comida por la amplia variedad que ofrece el lugar.

La Llorona de Cuemanco

La puesta en escena cumple con creces las expectativas para dar inicio a esta temporada de celebraciones. 
 
El espectáculo se presenta todos los viernessábados y domingos hasta el 19 de noviembre saliendo del embarcadero de Xochimilco.