Golden State sumó su quinto título tras acabar con Cleveland

Por Mauricio Gasca

En la tercera final consecutiva entre Golden State y Cleveland, los Warriors se adjudicaron el título de la NBA, el quinto en su historia, luego de derrotar a los ‘Cavs’ con marcador de 120-129, en el Juego 5 de la serie, celebrado en Oakland.

Kevin Durant, quien fue apenas contratado en julio pasado, fue el artífice de los actuales monarcas y por tal motivo, se convirtió en el Jugador Más Valioso de la serie. Aunado a ello, el alero consiguió 39 puntos, superando en cada uno de los cinco duelos del campeonato las treinta unidades, lo cual no ocurría desde el 2000.

Asimismo, el exjugador de Seattle acabó con las ganas de Cleveland cuando cosechó dos triples consecutivos en el último período, las cuales ampliaron a doble dígito la diferencia, que llegó a ser de solamente cuatro unidades, para ya nunca sentir peligro en el último cuarto.

Stephen Curry estuvo imparable y sumó 34 unidades; Draymond Green evitó meterse en problemas de faltas técnicas o perder la compostura, mientras Andre Iguodala salió de la banca para marcar diferencia con 20 puntos y Klay Thompson aportó un par de triples para arrancar la segunda mitad.

Por el lado de Cavaliers, LeBron James hizo 41 puntos y Kyrie Irving 26, pero para mala fortuna del equipo, Kevin Love desapareció rápido.

Finalmente, la estadística seguirá perfecta en la historia de la postemporada para los equipos que toman ventajas de 3-0, ya que después de 127 series, ninguno ha permitido la remontada.

Golden State sumó su quinto título tras acabar con Cleveland

Kevin Durant se convirtió en el Jugador Más Valioso de la Serie

LeBron James perdió otra final pero reconoció la supremacía de Golden State