Fobia: celebrar 30 años abrazados a su recuerdo

Hubo diferencias: sí. Hace seis años… Como cualquier relación que involucra emociones necesitaban separarse un tiempo para evitar que sus desacuerdos mataran lo que tanto les dio. Pero pasó el tiempo y notaron que se necesitaban. O cuando menos asumieran que 30 años son una buena razón para que Fobia vuelva a lo que funcionó. A parte de lo que hizo grande el sonido.
Cha, Jay de la Cueva, Iñaki, Paco y Leonardo están juntos otra vez. Entienden que son parte de un todo que marcó un antes y un después para el rock en este país. No sólo lo anuncian. Además, cuentan que hay una gira de 20 fechas para pasarlo bien y un boxset con su discografía completa en vinil.
De alguna manera se refugian en su propia nostalgia. Paco no se lo piensa mucho para hablar del sonido que pretenden imprimirle a la banda en este reencuentro: “queremos que conecte con lo que a la gente le guste de Fobia”, asegura, no son antes hablar de la importancia de que se escuche igual o mejor que lo que ya está guardado en la caja de los viniles. Al mismo tiempo, la rebeldía propia de quien hace rock se manifiesta con un “que literalmente nos caguemos con el sonido”.
Iñaki lo secunda. Se abraza a ese mismo recuerdo que esperanzó en su primera juventud. Directo. “El primer disco de Fobia es el que mejor suena”, expresa. Hay algo en su mirada que va de arriba hacia abajo sin mover tanto la cabeza. De alguna manera y sin decirlo textualmente, entre sonrisas del resto de sus colegas acepta que quiere regresar a lo que un día soñó que podía ser una banda de rock.